Recubrimientos anticorrosivos


Fabricamos recubrimientos anticorrosivos para depósitos de fluidos hechos de diversos materiales, ya sean metálicos o de obra, y destinados a un amplio rango de aplicaciones industriales o químicas, como es el caso de la separación de aceites, de la producción vinícola y cervecera o del tratamiento de aguas residuales y para el consumo doméstico.

Los materiales que utilizamos para la fabricación de nuestros recubrimientos anticorrosivos son termoplásticos, especialmente polipropileno (PP), Polietileno alta densidad (PEHD), cloruro de polivinilo clorado (PVC-c) y fluoruro de polivilideno (PVDF), todos ellos materiales que ofrecen unos niveles excelentes de resistencia a la corrosión química. Estos son moldeados mediante su exposición a altas temperaturas para obtener piezas con la forma deseada, las cuales son unidas, dependiendo de cada caso, mediante remachado protegido por termoplásticos, o bien por adhesión de resinas y tejidos de poliéster, un método que asegura una permeabilidad del 100%.

Nuestra dilatada experiencia en el sector de los plásticos técnicos nos ha enseñado a detectar con precisión y éxito los materiales apropiados para cada ámbito de aplicación, acorde a las necesidades de nuestros clientes y a las exigencias de la instalación donde se vayan a implementar. También contamos con recubrimientos anticorrosivos diseñados para su implementación en fosos de obra o de concreto destinados al almacenamiento de fluidos químicos, una aplicación muy común en la industria de depuración de fluidos.

En todos los casos, nuestro equipo de especialistas estudiará y valorará cuáles son los materiales más adecuados para su instalación y sus necesidades, con el fin de diseñar una solución personalizada, efectiva y duradera.

Recubrimientos anticorrosivos